Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

miércoles, 14 de abril de 2010

Catequesis del lunes 12 de abril (2º curso)

¡Feliz Pascua de Resurrección a todos!

Es estupendo vivir la resurrección del Señor, con el gozo de saberte perdonado y redimido por el Señor. Después de verter lágrimas el viernes santo, por el peso de la cruz que a veces nos aplasta, y que el Señor nos llama a abrazarla a que sea gloriosa en nuestra vida; después del silencio del sábado santo, en espera de la pascua del Señor, al final viene en la Vigilia Pascual con todo honor y majestad, pasando por encima de la muerte.

El lunes 12 de abril estuvimos hablando de esto con los chicos. Pascua, significa "paso" del Señor, el Señor pasa a nuestro lado y no nos deja indiferentes, pasa moviendo nuestros cimientos, aquello en lo que hemos puesto la vida, y con misericordia eterna nos dice "te quiero".

Esa pascua, ese paso lo tenemos todos los cristianos en el sacramento del Bautismo, por eso el lunes nos hemos detenido en el bautismo del Señor. Él que fue en todo igual que nosotros, excepto en el pecado, quiso hacerse bautizar también, y le pidió a su primo Juan, que también le bautizara.

En el bautismo de Jesús, vemos uno de los momentos en los que se manifiesta la voz del Padre, "este es mi hijo amado, glorificadlo".

Intendad buscar un momento, para ver el cuadro que viene al final del tema del Bautismo de Jesús con vuestros hijos, contadles cómo vivísteis su bautismo, meditad con ellos que no se trata de un acto social, sino que se trata de la entrada de un nuevo miembro a la Iglesia, en el que abandonamos el "hombre viejo" que decía San Pablo, para que resurja el "hombre nuevo", apoyado en Jesucristo.

En definitiva, se trata como siempre de convertirnos al Señor, el cristiano se dice que está siempre convirtiéndose y nunca convertido, somos débiles y necesitamos del Señor, por eso es importantísimo que veamos nuestra condición de pecadores " oh, feliz culpa, que mereció tan grande redentor". Espero que podáis ver esto con vuestros hijos, experimentando que donde hubo pecado, sobreabundó la gracia.

Por eso no nos debe dar miedo, acercarnos a la luz, que es Cristo, de esta forma veremos con mayor claridad cómo tenemos el vestido de manchado, y ahí estará Cristo, pasando a nuestro lado para lavarlo y para alentarnos. No tengamos miedo a Cristo Jesús, abridle las puertas para que pueda transformar los corazones.

¡¡Ánimo y Felices Pascuas!!

Que la Paz del Señor Resucitado esté con todos vosotros.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz Pascua. Miraremos el cuadro que decís y hablaremos en casa del bautismo.
Gracias

Publicar un comentario en la entrada