Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

lunes, 10 de mayo de 2010

Catequesis del lunes 10 de mayo, 2º curso


"YO ESTOY CON VOSOTROS Y NINGUNO PREVALECERÁ CONTRA VOSOTROS"

Son las palabras de Cristo Jesús cuando asciende al cielo. Hoy los chicos lo han visto en catequesis, después de resucitar en la vigilia pascual, después de haberse aparecido a Pedro, y a Tomás y a más de 500 hermanos a la vez, ahora sube al cielo, para cumplir la promesa que nos hizo antes de su Pasión, que se iría al cielo para prepararnos un lugar, y hasta ese momento, desde el cielo, nos enviará el Espíritu Santo, en Pentecostés que es la siguiente fiesta a la de la Ascensión del domingo que viene.

Hoy hemos visto con los chicos ese fuego abrasador que el Señor enviará a sus discípulos, ya que con la Ascensión se inicia ya el Pentecostés, el envío del Espíritu Santo, con un encargo para todos nosotros, un encargo evangelizador: "Id, pues y haced discípulos a todas las gentes, bautizándoles en el Nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo, y he aquí que Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo " (Mt 28, 19-20).

Como observáis siempre sale en nuestras catequesis la evangelización, ya que la Iglesia es netamente evangelizadora, la Buena Nueva es para todos los hombres, los que no tienen vida, porque están muertos con el pecado, para que tengan vida, y vida eterna, esto no es ninguna falacia, los chicos han hablado del sufrimiento, que existe, que la gente se separa, que hay enfermedad, en definitiva que nos morimos, bueno, pues ya no nos morimos, porque ha habido uno que ha vencido a la muerte.

Los chicos han visto en el día de hoy, que el mayor don que el Señor nos ha dado es la libertad, no somos marionetas de Dios, podemos elegir el camino que él nos tiene preparado u otro bien distinto. Hoy es muy común esto, "hago lo que me la gana", hay personas que piensan que la libertad es la voluntad autónoma de cada uno, "nadie me va a decir a mí lo que debo hacer...", se oye a veces, pues bien la obediencia es el mejor signo de fortaleza, los niños lo han visto hoy con un relato que hemos leído, una niña obedeció y pudo disfrutar de la fiesta del parque de atracciones que sus padres le habían prometido; en cambio el hermano no obedeció, y fue al parque de atracciones, pero escayolado al partirse una pierna por hacer su voluntad.

Esto es muy profundo,nuestros actos tienen consecuencias, y por eso, hasta la segunda venida de Nuestro Señor Jesucristo no podemos hacer el tonto, debemos buscar en lo alto y estar siempre alertas y siempre apoyados en Cristo Jesús, Él que tiene poder para todo ¿le dejo sitio en mi vida para que se manifieste ese poder?

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada