Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

lunes, 4 de octubre de 2010

CARTA A MIS NIÑOS DE PRIMERA COMUNIÓN DESDE LA MISIÓN

Hola a todos desde Riverton en Wyoming (Estados Unidos):

Tenía ya ganas de que empezara el curso para poder escribiros desde la misión, desde este rincón del mundo en donde también se necesita de Jesucristo.

Y lo hago con el convencimiento de que sigo siendo vuestro catequista desde la distancia, no pasa un solo día que no me acuerde de vosotros, niños, os tengo presentes en la oración que hacemos mi mujer y yo por las mañanas. Y rezo no así en general, sino que rezo por cada una de vuestras vidas, ahora que ya es inminente vuestro encuentro con Jesús.

Os acordais que decíamos estos dos años pasados, que rezar es hablar con el Señor, pues eso es lo que hago, le hablo todos los días de vosotros a Jesús, y le digo que ojalá, nunca le soltéis de la mano, Él nunca la va a soltar, va a ser vuestro mejor amigo para siempre, Él nunca os va a fallar.

Si queréis os cuento algo de mi vida aquí, porque ya me estoy imaginando a Paula García, tirándome de la chaqueta para que cuente mi vida, bueno Paula, y también a Laura, Judith, Lucía, María, etc, etc. Mi vida aquí es tranquila, Riverton es un pueblo pequeño, tiene menos habitantes que el PAU, pero hay mucha gente que o no conoce a Jesús o lo ha perdido un poco de vista, por eso el Señor nos ha llamado a mí y a mi familia para con nuestra vida sencilla, le ayudemos a toda esa gente a conocerle un poquito más.

Por la calle hay veces que vemos gente triste, sin muchas ilusiones, que está de casa al trabajo y del trabajo a casa, y así pasa la vida. No os olvidéis que eso nos puede pasar a todos, y un día daros cuenta de que os habéis olvidado de Jesús, pero estoy seguro que eso no ocurrirá, con la ayuda de vuestros padres, padrinos, catequistas (uno incluso en las misiones), el párroco tan querido nuestro, Nacho, y todos los demás sacerdotes, de alguna u otra forma siempre estaréis unidos a Él.

Estaba acordándome ahora de aquella parábola que Jesús les cuenta a sus discípulos para que entiendan mejor sus enseñanzas, de aquél hombre que soñó que debajo de un puente había un tesoro, y fue a buscarlo, al poco tiempo se dio cuenta de que no había tesoro allí, pero al volver a casa y buscar en ella se encontró con que el tesoro lo tenía en su propia casa, pues eso es lo que tendréis que hacer vosotros en vuestra vida, buscar a Jesús dentro de vosotros, si teneis a Jesús en el corazón, todos vuestros actos, vuestras palabras, todo, hablará de Él, se dice también "la boca habla de lo que rebosa el corazón", pues seguiré rezando con mi familia para que os rebose el corazón del Señor, en este último curso de catequesis, que no es último año para acudir a la Iglesia, es precisamente para que comencéis a ser miembros de pleno derecho dentro de la Iglesia, con la posibilidad de recibir al Señor en el Sacramento de la Eucaristía.

Permitidme que dé algunos saludos cariñosos, en primer lugar a vuestros padres, que con su ejemplo y esfuerzo os llevan a la Iglesia, porque es el único modo de ser feliz, ellos tienen ya una experiencia de vida importante y posiblemente hayan buscado la felicidad en muchos sitios, pero se han dado cuenta de que la felicidad completa sólo se encuentra en el Señor, por eso os llevan a catequesis para que os preparéis bien y tengais al Señor en vuestra vida; a mis amigos catequistas, sobre todo a Santi y a Miriam, sin olvidarme de Reme, Ana, Juan Carlos, Mari Cruz, y alguna que otra incorporación que ha habido, sin su generosidad no sería posible anunciar a Jesús en medio de tantos niños como hay en el PAU, y por último a nuestro querido párroco, que ojalá el Señor conceda todos los permisos para llevar adelante la construcción del templo parroquial, tan largamente esperado y rezado por él.

También por supuesto un cariñoso saludo a Santa Maravillas de Jesús, poco a poco la van conociendo aquí, las monjitas del convento de la Aldehuela nos dieron muchas estampas en inglés para que la conocieran por estos sitios, a ella me encomiendo para que también proteja a nuestra familia en la misión, y a todas vuestras familias.

No me quiero olvidar de ningún niño y si no digo su nombre en esta entrada no significa que no rece por él, porque la lista me la traje en el ordenador, pero especialmente a Ángel, ya verás como el Señor hará milagros en tu vida y te ayudará todos los días a sentir su Amor, cómo no, Juan, adelante vale la pena aprender más y más sobre Jesús, a Ricardo, Roberto, en fin todos. También un cariñoso saludo para la benjamina del grupo, Rocío, sigue así de dulce porque dulce es el nombre de Jesús, y a Samantha, siempre pensé que tienes la luz de Jesucristo en tu mirada, ánimo con todo. También a Alejandra, que cada día sabe más y más de Jesús. Julia y Laura, las dos amigas inseparables, disfrutad de esa amistad que es reflejo de la de Jesucristo. Y Nuria, tengo guardada la tarjeta que me diste el día de la misa de despedida, muchas gracias y claro que estaré el día de vuestra primera comunión, si no físicamente, en la oración.

Y a todos un fuerte abrazo, desde Wyoming, rezad por nosotros, ahora estamos dando catequesis a niños un poco más "mayores", a novios que van a casarse, estamos dentro de la pastoral de novios, de momento a hispanos y con alguna que otra traducción simultánea cuando viene algún americano, es estupendo dar la vida por el Señor, vale la pena luchar por la familia y por los hijos, ánimo a todos. La Paz del Señor Resucitado esté con todos vosotros.

Un saludo de vuestro catequista, Jesús

1 comentarios:

nuria dijo...

carta para Jesus y su familia:

Hola Jesús, yo también me acuerdo mucho de tí,quiero que esteis contentos y que conozcais a muchos niños,para que puedan ser tan felices como nosotros,cuentanos en tus cartas alguna de sus historias para que podamos compartir todos juntos en la catequesis.No os olvidamos,un beso de Nuria y su familia.

Publicar un comentario en la entrada