Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

sábado, 19 de noviembre de 2011

Grupo de 2º, viernes (Angelines, Paco y Toni) 18 noviembre 2011

Como todos los días comenzamos la catequesis con una oración. El P. Nacho nos ha recordado que el domingo celebramos la fiesta de de Cristo, Rey del universo, terminando con esta fiesta el año litúrgico. Por ser Cristo Rey del universo ha invitado a loa niños a que pidieran lo que más necesitamos de El; los niños han pedido por la paz, la justicia, que todos seamos buenos, que no haya hambre....Cristo nos concederá con creces todo lo que le hemos pedido.

Hoy hemos continuado con la historia de Moisés. Dios le manda que vuelva a Egipto, pues ha escuchado el clamor de su pueblo, y lo saque de la esclavitud a la que estaban sometidos por el faraón. Moisés no se creía capaz de realizar esta difícil tarea pero Dios le promete que estará con él y será capaz de realizar prodigios maravillosos ante la cerrazón del faraón de no dejar salir a su pueblo. Le manda las diez plagas, terminando con la muerte de los primogénitos, ante lo cual por fin los deja salir.

Después de pasar el mar Rojo con el prodigio de las aguas, el pueblo de israel llega al monte Sinaí donde Dios entrega a Moisés las tablas de la ley estableciendo con su pueblo un alianza. Dios se comprometía a amar y cuidar de su pueblo, para que pudieran vivir y ser felices en la tierra que el Señor les había prometido. Por su parte, los israelitas aceptaron la Alianza que Dios les proponía, ya que habían comprendido que merecía la pena fiarse de Dios. En realidad, el Señor les había demostrado claramente lo mucho que les quería, ya que les ayudaba siempre que tenían dificultades. Por todo ello, los israelitas se comprometieron a amar a Dios y a obedecerle como unos hijos a su padre, cumpliendo los mandamientos que les habían sido entregados.

Este Decálogo o Diez Mandamientos, son una luz que señala el camino para amarlo, ser felices y hacer felices a los demás. Jesús nos enseñó a vivir estos Mandamientos de una forma nueva. Los resumió en dos: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos por amor de Dios. Para que podamos cumplirlos con alegría y generosidad, nos dió el Espíritu Santo que actúa en nuestro interior y nos da fuerza.

Como deberes, tenéis que ayudarles a aprender de memoria los 5 primeros Mandamientos de la ley de Dios, que tienen en la página 22, los otros cinco los dejamos para el próximo día.

Como siempre os esperamos a todos, padres e hijos, el domingo en la Santa Misa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada