Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

domingo, 29 de abril de 2012

Grupo de 2º, viernes 27 abril 2012 (Paco y Angelines)

Como casi todos los días de catequesis, comenzamos con una oración con el SAGRARIO abierto para que cada uno pidamos a Jesús aquello que más necesitamos, terminando con un Padre Nuestro antes de retirar EL SANTÍSIMO.

ya en nuestro local de reunión comenzamos la catequesis con nuestro grupo. Lo primero que nos preguntaron los niños fue nuestra ausencia del día anterior,( qué gusto que los niños nos quieran y se acuerden de nosotros), pues habíamos faltado por estar una semana de vacaciones con el imserso. Así comenzamos con el tema más bonito e importante para los cristianos, como es la RESURRECCIÓN de Jesús.

Qué difícil entender una cosa así, cómo una persona puede volver a la vida después de tres días. El primer día de la semana, dice el evangelio, las mujeres que seguían a JESÚS fueron al sepulcro con los ungüentos que habían preparado, pero al llegar encontraron la piedra descorrida y el sepulcro vacío, al mirar vieron a dos varones con vestiduras resplandecientes que les dijeron: ¿Por qué buscais entre los muertos al que está vivo? No está aquí, resucitó. Corrieron a decirselo a los apóstoles y Pedro y Juan fueron corriendo al sepulcro, volviendo admirados de lo sucedido. Jesús se apareció a María Magdalena, que lo confundió con el hortelano y solo al oir su nombre se dió cuenta de que era Jesús.

Ese mismo día se aparece a los discípulos de Emaús, que lo confundes con un viajero más y sólo al PARTIR EL PAN se dan cuenta que es el Señor. Luego se aparece en el cenáculo dos veces, la primera sin Tomás, que no cree lo que le cuentan sus compañeros, afirmando muy terco, que si no toca sus manos y mete su puño en el costado, no creerá. por eso Jesús en su segunda aparición le dirá: Tomás mete tus dedos en la llaga de mis manos y tu puño en la de mi costado y no seas incrédulo sino fiel. Jesús se sigue apareciendo a sus discípulos, que incluso les pide de comer para que vean que es El. Cuánto les costó comprender las escrituras y lo que Jesús les había dicho sobre su muerte y resurrección, pero cuando reciben la fuerza del ESPÍRITU son capaces de dar su vida por defender este hecho fundamental para la humanidad, pues, como dice S. Pablo, si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe. Pero Cristo no sólo murió para salvarnos de nuestro pecados, sino que tambien resucitó y así nosotros morimos con El a nuestros pecado y con El resucitamos a una nueva vida, la vida de la gracia, la vida de Dios.

  La resurrección de Cristo es el hecho más importante de la salvación, por eso los cristianos lo celabramos todos los años el día solemne de PASCUA, pero no solo ese día, sino que todos los domingos nos reunimos en torno al altar para rememorar en la santa Misa, la pasión y sobre todo la resurrección de Jesús y no solo los domingos sino que la iglesia todos los días en la Santa Misa que celebran los sacerdotes conmemora este acontecimiento, de ahí la importancia que tiene la Santa Misa para los cristianos. Por ese debemos ir a misa siempre que podamos, pero sobre todo los domingos que es el día del Señor.

Terminamos la catequesis rezando cada uno el Padre Nuestro (ya se lo saben todos) y tratamos de aprender la señal de la cruz, que no todos son capaces todavía.

 Como siempre os invitamos y esperamos a todos el domingo en la Santa Misa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada