Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

lunes, 24 de mayo de 2010

Catequesis del lunes 24 de mayo, 2º curso


Dios es Padre, es Hijo y es Espíritu Santo: Fiesta de la Santísima Trinidad.


Hoy los niños han visto a Dios que es uno y trino, son 3 personas y una sola naturaleza. Hemos recordado que el año pasado vimos que Dios es padre, Él nos ha creado, nos cuida, nos da de comer, nos pone todo el mundo de flores, de ríos, de montañas...


Este año, que ya acaba, hemos visto a Dios como Hijo, gracias a Jesús, que se hizo hombre por nosotros, a través de la Virgen María, hemos conocido al Padre. Jesús, siempre que hablaba o hacía algún milagro, o alguna acción, siempre se remitía a su padre que está en el Cielo.


Y finalmente, hemos visto el Espíritu Santo, y la Iglesia en general, que la verán los niños en el último año de catequesis. La efusión del Espíritu Santo, la hemos celebrado el pasado domingo en Pentecostés, y sobre todo hemos destacado el don de fortaleza, gracias al Espíritu, los cristianos podemos seguir a Jesús. Él cuando ascendió al cielo, nos dijo que nos enviaría el Espíritu que nos defendería del Maligno sobre todo.


Cuando ascendió al cielo Jesús, los apóstoles se quedaron mirando al cielo y unos ángeles les dijeron: "Galileos, qué hacéis ahí plantados mirando al cielo", esto es muy profundo, puesto que claro que tenemos que mirar al cielo, que es nuestro destino final, pero el Señor no quiere que nos quedemos "plantados", es decir, sin hacer nada. Mientras esperamos la segunda venida del Señor, cada uno de nosotros, tiene sus obligaciones, los mayores trabajar, y los niños han visto que tienen la obligación de estudiar, hacer los deberes y obedecer a los padres.


Al final de la catequesis de hoy, hemos rezado todos el Credo, que es justamente todo aquello en lo que creemos los cristianos, será una bendición ver crecer a vuestros hijos, haciendo carne en ellos lo que decimos en el Credo. Y también hemos hablado de la historia de Salvación que tiene el Señor con cada uno de nosotros, puede que hayamos estado alejados de la Iglesia, por diversas circunstancias, y los niños han podido comprobar a través del testimonio de algún catequista que, aunque en algún momento es posible que pequemos y nos apartemos de la Iglesia, incluidos ellos, siempre sabrán que pueden volver a ella, a nuestra madre, que nunca nos juzgará, sino que siempre estará con los brazos abiertos, por eso cuando pequemos, no nos escandalicemos de nuestro propio pecado, volvamos a pedir la gracia y el Espíritu Santo.
¡Feliz fiesta de la Santísima Trinidad!

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada