Bienvenidos a nuestro blog de catequesis, pensado para colgar todo lo relacionado con ella. Un saludo a todos.
RSS

domingo, 28 de noviembre de 2010

Convivencia de familias del 20 de noviembre

Qué fantástico día pasamos todos juntos en la convivencia del día 20 de noviembre.

En primer lugar estamos inmensamente agradecidos a las Hijas de la Caridad, que nos prestaron su colegio de la "Santa Cruz" sin ninguna condición, con total generosidad. Utilizamos casi todas sus instalaciones: el patio, el comedor, la capilla, el salón de actos e incluso el gimnasio. Rezamos por ellas para que el Señor les conceda el ciento por uno.

Entre idas y venidas, al final fuimos unas 140 personas. Nos acordamos mucho de todos los que no pudieron venir por cuestiones laborales o compromisos familiares. Seguro que tendremos más ocasiones de encuentro.

También le damos gracias a Dios por pasar tan buen´día, por los frutos del encuentro, que ya los vamos viendo y por habernos quitado la lluvia justo cuando queríamos salir al patio a jugar.

Comenzamos con unos juegos de esos en los que la dignidad humana sale malherida, pero que son muy divertidos: bailamos como si fuésemos pelotas de ping pong o nos fuimos deformando dando giros sin parar. Entre medias, presentación por familias, los niños a sus padres y viceversa.

Después pasamos al salón de actos para ver un video de la Jornada Mundial de la Juventud para ir entonándonos y prepararnos para el gran acontecimiento que vamos a vivir el agosto próximo.

Seguimos con juegos más típicos y conocidos: Balón prisionero padres contra hijos, o el ya tradicional "clerygman" que se parece mucho al pañuelo, pero con la tirilla del P. Nacho. Pasamos por momentos llenos de tensión y magulladuras. Los padres se esforzaron tanto que tres de ellos dieron con sus huesos en el suelo. Alguno de los niños también, pero ellos son más de goma que sus ya venerables padres.

Al conseguir salir todos con vida de juegos tan peligrosos, fuimos a la capilla a dar gracias a Dios y celebrar juntos la eucaristía. Fantástica. Hablamos de Dios, de ser de su equipo que siempre gana, e incluso salieron a relucir Cristiano Ronaldo, Messi y el mejor de todos, el Kun Agüero.

Alimentado el espíritu nos faltaba por rellenar nuestros estómagos. En el comedor tuvimos una pantagruélica comida en el que ibamos compartiendo unos con otros todo lo que habíamos llevado. Podéis hacer cuentas: si somos 140 y cada uno lleva comida para tres personas más, el banquete era espectacular.

A las 16'00, y después de dar gracias a las monjas, nos fuimos retirando poco a poco a nuestras casas.

Un día divertido, familiar y sobre todo, lleno de gracia de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada